138 mil subsidios para vivienda esperan dueño

138 mil subsidios para vivienda esperan dueño

Hay subsidios para aprovechar. Usted puede ir a un banco e indagar cuál es la opción que más le conviene.

Presidenta de Cámara Colombiana de la Construcción, Sandra Forero, explica oportunidades y retos del sector.

Mientras se recupera la confianza de los colombianos para comprar vivienda, hay subsidios para aprovechar. Usted puede ir a un banco e indagar cuál es la opción que más le conviene.


Más expectativas de descenso en las tasas de interés del crédito hipotecario, una inflación más baja y que este año se inicien obras del 52 % de 178.270 viviendas vendidas durante 2016 en el país, llevan a pensar a la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), que mejorarán las condiciones para comprar vivienda nueva.


A eso se añade que hay 138 mil subsidios para vivienda urbana del programa Mi Casa Ya, según las cuentas de Camacol, esperando a que futuros propietarios del país los aprovechen para comprar vivienda de interés prioritario (VIP, de hasta 51,6 millones de pesos) o de interés social (VIS, de hasta 99,6 millones de pesos)


De esa forma se facilita ajustar la cuota inicial y reducir las cuotas del crédito que tomen hogares con ingresos entre 1,47 millones de pesos y 2,95 millones (2 y 4 salarios mínimos).


“Está por salir un decreto del Gobierno que flexibiliza un poco las condiciones de acceso a subsidios para VIP, de manera que familias que ganan un poco más de dos mínimos puedan acceder”, comentó a este diario Sandra Forero Ramírez, presidenta de Camacol, quien estuvo en Medellín celebrando con los afiliados en Antioquia los 60 años del gremio que nació en la ciudad.


Mientras el presidente Juan Manuel Santos sanciona la norma, se sabe que la flexibilización se regulará con medidas como un menor subsidio a la tasa de interés del crédito hipotecario.
Esto también envía un mensaje positivo a constructores y se le midan de nuevo a desarrollar proyectos VIP.

La realidad es que, por los costos actuales de suelo, materiales y cumplimiento de reglamentos técnicos, pues no les resulta rentable desarrollarlos por su propia cuenta. Sobre este y otros temas respondió la presidenta de Camacol:


¿Ve rentable para constructores la vivienda VIP y VIS?


“Siempre habrá un riesgo inherente a esos proyectos y por eso ha dado resultado hasta ahora que cuando hay estímulos a la demanda, como los subsidios de Mi Casa Ya, se aprecia un crecimiento en ventas. Por eso consideramos que el decreto con nuevas condiciones que está pendiente de publicar el Gobierno será un ‘startazo’ a la VIP”.


En el segmento de vivienda de clase media, ¿ve perspectivas favorables?


“La gente sigue creyendo en la vivienda, pues encuentra oportunidad para comprar más fácilmente, porque está el subsidio la tasa, se han ampliado los plazos para pagar la cuota inicial, ya no es solo de 18 meses, sino de hasta 24 meses. Esa ha sido la manera en que los constructores han respondido a las condiciones de mercado. Con un ciclo más largos en los proyectos para alcanzar punto de equilibrio, para este año estimamos que se comenzarán a construir un 52 % del total de viviendas vendidas en 2016”.


Entonces, ¿por qué la Encuesta de Opinión al Consumidor de Fedesarrollo arroja que hay menor disposición a comprar vivienda?


“No se trata de algo puntual con la vivienda, sino de una reducción general en la confianza del consumidor por los ajustes que ha tenido la economía con temas como mayor inflación y reforma tributaria. Además vemos una contradicción, pues en enero se comercializaron en el país 15.628 viviendas, siendo el mejor resultado para ese mes de la última década. Creo que hay condiciones para que esa disposición a comprar vivienda se recupere en próximos meses”.


¿Qué barreras hay en el camino para el sector?


“Se sigue restringiendo la habilitación de suelo y eso aumenta el precio del que disponible para construir, por ende. se impacta el valor final de los proyectos. También hay aspectos como las cargas urbanísticas locales, con vías, redes de servicios públicos, cesiones de suelo y el cumplimiento de reglamentos técnicos que son necesarios, pero que sin una discusión adecuada pueden elevar los precios de los proyectos o hacerlos inviables”.


¿Pero esas cargas urbanísticas no están reguladas?


“Claro, hay unos decretos que regulan cargas y beneficios, pero en lo local empiezan a sacarle arandelas a las normas y las decisiones de ordenamiento territorial terminan dependiendo de la voluntad política, lo que contraviene el principio de reglas claras para asegurar la construcción formal”.


¿A qué se refiere?


“Por ejemplo, verificamos que los trámites para la aprobación de un plan parcial, bajo las mismas normas, en una ciudad se demora 12 meses y en otros 120 meses. En esas condiciones, las ciudades no están siendo ordenadas por urbanistas, arquitectos e ingenieros, sino por abogados y jueces que toman decisiones finales en procedimientos administrativos”.


Sandra Forero Ramírez
Presidenta de Camacol


Los análisis del gremio edificador arrojan frente a la dinámica edificadora antioqueña la posibilidad de que este año se alcancen 35 mil unidades de vivienda nueva lanzadas, inversiones de $5,37 billones de pesos en este segmento y que se alcance 3 millones de metros cuadrados licenciados para vivienda y otros 968 mil metros en destinos no residenciales (oficinas, locales, etc.).


Artículo por Fernanda Castro E

Tomado de REVISTA PROPIEDADES

 

Descargar adjunto