Mejoran los beneficios para LA CLASE MEDIA.

Mejoran los beneficios para LA CLASE MEDIA.

Los nuevos rangos del subsidio del Estado a la tasa de interés impulsan la compra de vivienda y proyectan al sector constructor

Este es uno de los mejores períodos para el sector constructor e inmobiliario gracias a los subsidios del Gobierno para la compra de vivienda.

El sueño de adquirir vivienda propia sigue recibiendo contribuciones por parte del Gobierno Nacional. En septiembre, se amplió en 40 mil los cupos para acceder al subsidios a la tasa de interés para la compra de vivienda No VIS (la diferente a la Vivienda de interés social) cuyo valor esté entre 135 smmlv, es decir, $99.591.795, y no exceda los 435 smmlv que corresponden a $320.906.895. Este subsidio, que existe desde 2008, consiste en una disminución de 2,5 puntos porcentuales en la tasa de interés que otorgue la entidad financiera para los créditos hipotecarios o contratos de leasing habitacional, y aunque sigue operando igual que antes, la diferencia ahora radica en la cantidad de cupos disponibles y en el monto de la vivienda que en los últimos tres años cubría únicamente inmuebles de hasta 230 millones de pesos.

Federico Estrada, presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín y Antioquia, aseguró en el lanzamiento de la Feria Inmobiliaria 2017 que gracias a estos incentivos es que el sector inmobiliario ha mantenido unos altos niveles de ventas y que el nuevo anuncio impulsará la demanda en los próximos años, pues hasta el momento la venta de vivienda nueva es la que jalona el resto de la actividad con un porcentaje de participación del 70%, frente a un 30% de otro tipo de inmuebles.

“Esta es una buena noticia porque de las viviendas que hoy están en oferta, el 55% están dentro del rango de los incentivos del Estado”, explica Estrada, “son 40 mil cupos de los que dispone el Gobierno Nacional, que no están divididos por sectores sino el que primero llega se lo lleva, y si hacemos una regla de tres simple, en Antioquia quedarían más o menos el 15% de los subsidios, es decir, 6 mil cupos que esperamos que la región aproveche”, agrega.

El nuevo decreto también impacta la generación de empleo y al sector constructor, ya que la comercialización de inmuebles para entrega inmediata a través del subsidio permite una reducción en las tasas de interés en el crédito hipotecario durante las 84 primeras cuotas de la deuda (los primeros 7 años), lo cual dinamiza la oferta. Para Natalia Londoño, comunicadora de la constructora Centro Sur, con el nuevo decreto “el sector de la construcción toma un gran impulso y muestra un panorama positivo frente a las ventas de los próximos dos años; este es un estímulo para que los colombianos que desean invertir en propiedad raíz lo hagan ahora y se beneficien de las diversas alternativas a las que pueden acceder, las cuales cada vez son más incluyentes.

ABC DEL SUBSIDIO A LA TASA

Tipo de vivienda:

Viviendas nuevas y urbanas:

con precio superior a 135 smmlv ($99.591.795) y menor o igual a 435 smmlv ($320.906.895).

Beneficiarios:

Hogares unipersonales o familiares que deseen adquirir una vivienda, independientemente de sus ingresos y de que ya sean propietarios, siempre y cuando el inmueble cumpla con la condición anterior.

Beneficios:

Subsidio a la tasa de interés de 2.5 puntos, durante las 84 primeras cuotas del crédito hipotecario (7 años) en UVR o en pesos y también para leasing habitacional.

Trámite:

El programa funciona por demanda, bajo la premisa de “primer llegado, primer servido”. Los hogares
interesados deben solicitar el beneficio de tasa de interés en la entidad financiera donde decidan hacer el crédito hipotecario o contrato de leasing habitacional.

Condiciones:

El subsidio se perderá si el hogar deudor cede el crédito hipotecario o el contrato de leasing habitacional, o si incurre en una mora de tres cuotas consecutivas.

 

Tomado de revista PROPIEDADES, edición octubre 2.017. textos Cristina Calle Ortiz