Comparar propiedades

Siga estos consejos para invertir en finca raíz

Siga estos consejos para invertir en finca raíz

Aventurarse a ser parte de negocios de inmuebles no es fácil. Se necesita de inversión, paciencia y un músculo lo suficientemente fuerte para soportar alguna volatilidad con el proceso de construcción o financiación. Saber diversificar las fuentes de financiación es importante para aquellas personas que se animen a invertir en esta clase de negocios.

Entre las opciones de financiamiento siempre se encuentran las tradicionales: bancos y entidades crediticias suelen ser algunas de las opciones para este tipo de proyectos. Sin embargo, tenga en cuenta que hay otro tipo de alternativas para que usted pueda conseguir el dinero necesario para la financiación del negocio que tiene en mente.

Uno de ellos es el crowdfunding inmobiliario (se basa en el esquema de economía colaborativa). El mecanismo busca recoger el dinero a través del apoyo voluntario con miras a financiar una iniciativa de este tipo. Hay que tener muy presente cuáles son los mecanismos autorizados para la recolección de este dinero y cuáles las entidades autorizadas.

En ese sentido, el Decreto 1357 de 2018, expedido por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dice que “los proyectos productivos se podrán financiar hasta por 10.000 salarios mínimos legales (unos 7.800 millones de pesos), cuando cuente con la participación de aportantes calificados, es decir aquellos que tengan un mayor grado de profesionalidad; y hasta por 3.000 (unos 2.300 millones de pesos) si esto no ocurre”.

“Hay una serie de oportunidades de financiación, pero lo que más se recomienda en estos casos es un estudio juicioso de la inversión. Sin importar que esta vaya dirigida a la compra de vivienda o local comercial se debe hacer un análisis de las condiciones de mercado y de cuál sería la oferta a copar”, aseguró Luis Aurelio Díaz, gerente general del Grupo Oikos.

Otra de las opciones se enmarca en los derechos fiduciarios. Este tipo de planes permiten a una persona convertirse en propietario de una fracción de un proyecto inmobiliario, realizando una inversión inicial entre un 10 % y 20 %. Este tipo de planes se llevan a cabo a través de una sociedad fiduciaria autorizada por la Superintendencia Financiera

La idea es que si busca ser partícipe de un plan de este tipo, lo haga con las sociedades autorizadas y en proyectos que cuentan con la debida planeación. Estudie muy bien el inmueble que le interesa (sea comercial, empresarial o de vivienda) antes de hacer la inversión prevista.

“Es vital que las personas que se animen a este tipo de proyectos tengan plena claridad sobre la retribución económica que van a recibir. Que la sociedad fiduciaria garantice la inversión”, concluyó Díaz.

En definitiva

Garantizar el retorno de la inversión es uno de los aspectos más importantes. Si no tiene el suficiente apoyo, la economía colaborativa podría ser una buena opción.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

  1. Fije el monto y la participación que quiere tener en el proyecto.
  2. Defina muy bien si es más conveniente apostarle a proyectos de vivienda o comercio.
  3. Vaya a sociedades fiduciarias con vigilancia de la Superintendencia Financiera.
Tomado de EL COLOMBIANO // SERGIO RODRIGUEZ SARMIENTO

 

Publicaciones relacionadas:

¿Qué es y cómo funciona un grupo profesional?

¿Quiénes participan en la construcción, venta y entrega de tu inmueble? Detrás de la...

Continuar leyendo

Así se conforma su Canon de Administración

¿Por qué en el edificio vecino pagan menos administración que en el suyo?, ¿en qué se...

Continuar leyendo

¿Qué se necesita para tener un crédito hipotecario?

Parte del proceso para pagar tu proyecto de vivienda,  es la financiación del mismo, queremos...

Continuar leyendo

Unirse a la discusión